Nestor C. Alvarez
Ahí vamos la vida


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [1] Sindicar categoría
Hoja de vida [1] Sindicar categoría
Narraciones [1] Sindicar categoría
P o e m a s [3] Sindicar categoría

Archivos
Octubre 2007 [1]
Marzo 2007 [1]
Febrero 2007 [1]
Diciembre 2006 [3]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Diciembre del 2006


(elíge un camino)


ANTES DE ESTAR ACÁ
VAS A CAMINAR POR UNA
CALLE TODA GRIS Y VAS
A CAMINAR Y CAMINAR.
CUANDO LLEGUES A
ESTOS CAMINOS TENDRAS
QUE PARAR Y ELEGIR UNO
DE TODOS. Y VERAS COMO
SERÁ TU DESTINO.

Camila Belén Alvarez
Domingo
11-06-06. 7:54 "en punto"
de Junio

Por nesalvaz - 29 de Diciembre, 2006, 10:41, Categoría: P o e m a s
Enlace Permanente | Referencias (0)

Perutí, después del Alcázar

Perutí está más allá de El Alcázar, vas a tener que pagar la diferencia, son 2 con 50. Yo saqué pasaje hasta El Alcázar porque siempre dicen que la comunidad guaraní de Perutí está allí, con el inspector de pasajes me enteraba que estaba unos kilómetros más adelante. Bajé en la entrada de la comunidad y recordé que en varias oportunidades pasábamos por ahí con el chofer de Asuntos Guaraníes del gobierno, Acá es la entrada nueva a la comunidad, me decía, la vieja entrada está más adelante.
Era cerca del medio día y recién estaba en la entrada, decidí llamar a Cambá –maestro auxiliar bilingüe- mi contacto en el lugar y esperaba que fuera también mi anfitrión. Ya había hablado con él por teléfono desde la oficina, a la mañana temprano, para confirmarle que estaba yendo a visitarlo a la comunidad, Bueno te espero, llamame cuando estas en la entrada, dijo.
El pueblo está a unos cuatro kilómetros de la ruta, se llega por un camino de tierra consolidada que se va metiendo en un monte de árboles altos, estaba fresco a pesar del sol, sobre mi cabeza, en el cenit, a plomo. El olor del monte me trajo recuerdos de mi infancia, cuando visitaba a mi abuela que vivía en el campo.
Estoy en Alcazar tuve que venir para hacer unas compras, esperá te mando un remis y vení hasta acá yo te espero, voy a volver tipo 5 más o menos porque los negocios ya están cerrado y abren recién a las 4, si me esperás yo vuelvo a esa hora más o menos. Cambá no estaba en la comunidad, yo decidí esperarlo allí y recorrer el lugar hasta que él llegara.
El camino es largo y serpenteado; unas vacas cebú, con cuernos grandes, paradas en medio del camino me miraban fijo, dudé un poco antes de animarme a pasar, me parecía que no había mucho peligro pero igual las rodeé con cuidado. Saludé a unos muchachos en el camino, les pregunté donde quedaba la escuela, dije que era amigo de Cambá. Ahora la escuela está cerrada, a las 3 recién vuelven los maestros, tenes que seguir derecho por el camino, después doblas un poquito así y ahí está la escuela.
Llegar al mediodía fue fatal, en la escuela no había nadie, el cacique de la aldea estaba en Posadas, fue para realizar unos trámites en el Instituto de Viviendas del gobierno por unos planes adjudicados a Perutí. Cambá, que me invitó a que lo visite y dijo que me esperaba en la entrada de la comunidad, había salido un rato antes que yo llegara, se fue al pueblo a realizar unas compras y recién volvía al atardecer. Yo hice el compromiso de visitarlo cuando volvíamos de La Plata, a comienzos de junio, de una reunión con profesoras de la UNLP con quienes trabajamos en un proyecto de "cátedra libre de la cultura guaraní", en el cual Cambá tiene el cargo de Secretario por los guaraníes; él me comentaba que el 7 de agosto hacían una fiesta grande por el día de San Cayetano, me habló de una kermés o algo así. Yo quedé entusiasmado y le dije que iba a ir, Bueno te espero por allá entonces, vamos a comer y a compartir con la gente.
Mientras esperaba a Cambá, en la escuela encontré a un hombre de mediana edad que vestía una chaquetilla celeste; lo saludo y le explico que vine a visitar a Cambá y que esperaba que vuelva del pueblo. Ya eran cerca de las 3 de la tarde y hacia mucho calor; el hombre de chaquetilla se llamada José, me convidó mate, que yo acepte de buena gana porque tenía sed y aún no había almorzado.
Frente a la escuela hay un quincho al que llaman "la plaza",
aunque no tiene aspecto de plaza, es el lugar que corresponde a la plaza;  hay varios árboles pero el terreno esta en un pronunciado desnivel. En el quincho, sentados en los bancos y con bolsos y ollas sobre la mesa larga, estaban unos extrangeros que habían llegado la semana anterior, Son de una organización internacional que hace trabajo voluntario y llegaron a realizar algunos trabajos en la comunidad, igual que años anteriores. Pintaron unos dibujos en el comedor de la escuela, trajeron cortes de madera para una casa y bancos, y andaban por ahí buscando algo para hacer. Los chicos no vienen a la escuela, todos estos días no vienen por que ellos les dan cosas, golosinas y juegan con ellos, por acá ni vienen, dice José. Observando como se relacionaba con los maestros que llegaron, yo supuse que José era el portero de la escuela; recién al otro día, cuando almorzábamos en la sala de Jardín de Infantes, que la maestra jardinera prestó a su colega únicamente porque tenía mi visita, me enteré que José es profesor de tecnología.
Y quiénes son estas personas? Pregunté señalando con la mirada a las personas que, al parecer, descansaban en el quincho; No se, dijo José, no son de acá, hay algunos norteamericanos y otros porteños. Y qué vienen a hacer acá? Y vienen a molestar nomás, y se ríe. Hacen de todo, tratan de ayudar a la gente, pero cuando están ellos acá nosotros no trabajamos por que los chicos se van con ellos, y claro se van a jugar que van a venir a estudiar. Pero hablaron con ustedes? Se pusieron de acuerdo para trabajar? No, nada que ver, ellos vienen y hacen nomás y nosotros miramos y tomamos mate, se ríe.
Cambá fue al pueblo para comprar mercadería, carne y bebidas, para hacer la fiesta de agradecimiento a San Cayetano de la que me había hablado, después de hablar con migo salió a comprar las cosas para la "comida de agradecimiento". En aquella charla con Cambá de hace dos meses, yo entendí que se trataba de una fiesta comunal del pueblo, con procesión, con comida comunitaria, un evento en el que participaba todo el pueblo, pero no era así. Cuando pregunté por la celebración de San Cayetano, nadie sabía nada. Yo dije que Cambá me habló de esa fiesta, Si, él hace una comida, parece que es una promesa o algo.

Por nesalvaz - 22 de Diciembre, 2006, 12:45, Categoría: Narraciones
Enlace Permanente | Referencias (0)

Lejisimo!

Ileana: la Galaxia de Andrómeda,

A setecientos mil años luz,

que se puede mirar a simple vista en una noche clara,

está más cerca que tu.

Otros ojos solitarios estarán mirándome desde Andrómeda,

en la noche de ellos. Yo a ti no te veo.

Ileana: la distancia es tiempo, y el tiempo vuela.

A doscientos millones de millas por hora el universo

se está expandiendo hacia la nada.

Y tú estás lejos de mí como a millones de años.

Ernesto Cardenal, Epigramas. (1986)

Por nesalvaz - 10 de Diciembre, 2006, 23:39, Categoría: P o e m a s
Enlace Permanente | Referencias (0)




     Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Enlaces
Estudiantina 2006
Foro Estudiantina 2007
Fotolog 2007
Fotos Estudiantina
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com